Auto Vender Más: "administra tu energía"

 

Invitamos a Jeremías Mauriño, Gerente Comercial de concesionarios Volkswagen dónde nos camparte un capítulo de su más reciente libro "Auto Vender Más" (podés descargarlo haciendo click aquí).

 

Administrá tu energía

Intentar cerrar una venta es algo que demanda mucha energía. Por un lado, tenemos al cliente con una presión enorme por cerrar un buen trato con la concesionaria; o sea pagar lo menor posible y tener las mejores condiciones para él; y por otro lado, nosotros los vendedores que necesitamos esa venta.

Luego de mostrar el auto al cliente, luego de mostrar los números, luego de revertir comentarios, posiciones y argumentos del cliente, llega la hora de la verdad: el momento que el cliente decide o no comprarnos.

Ya lo saben… la mayoría de las veces no lo hace. El cliente se marcha de la concesionaria con nuestra propuesta, y nosotros nos quedamos con las ganas de vender.

Acabamos de invertir una hora llenos de adrenalina por el cuerpo con todos nuestros radares y sensores prendidos y en alerta buscando señales en el cliente que nos ayuden a cerrar la venta. Pero no, la mayoría de las veces la venta en “frío”, como le decimos en el ambiente, no la logramos.

Por todo esto, es fundamental administrar la energía. Necesitamos luego de ese estrés intentar volver a cero. Casi siempre cuando el salón está lleno de clientes y luego de atender a uno, nos cuesta mucho encarar a un cliente con la misma fuerza que al anterior.

No volver a cargarnos de energía nos juega en contra. Por ende, nuestro rendimiento a lo largo del día se va desvaneciendo y con él nuestras chances de vender.

 

Vender NO puede depender solo de nuestra energía. Tenemos que contar con procesos y herramientas que nos permitan aumentar nuestras ventas. Es importante ponerle el mismo énfasis a una venta telefónica o a una venta por mail que a la venta del salón.

Es fundamental anotar los teléfonos de los clientes, los comentarios, qué usado tiene y cómo piensa hacer la operación (contado, crédito, usado).

Si pensamos que nuestra venta se esfuma cuando el cliente se está yendo del concesionario, alimentamos nuestra frustración. Si en cambio seguimos insistiendo por teléfono, WhatsApp o por e-mail con TODOS nuestros clientes y prospectos, las ventas llegarán.

Tenemos que aplicar de forma pareja nuestra energía durante todo el día. De esta forma, vamos a “ecualizar” nuestra fuerza y vamos a generar no solo ventas de salón sino que vamos a sumar ventas telefónicas y por e-mail.

¡La depresión se vence con acción! ¡No te frustres! Agarra el teléfono y llama a los clientes que no te compraron.

Envía e-mails a todos tus clientes y ofréceles autos nuevos o las promociones de esa semana. ¿Mira si el cliente viejo al que le enviaste un e-mail justo estaba pensando en cambiar el auto? ¡Vas a ser vos el primero en su mente!

 


¿Te gustó el capítulo de libro "Auto Vender Más"?

Puedes descargarlo aquí en este enlace...


 

 

vender mas en la concesionaria