Nahuel Gomez

Nahuel Gomez

Redactor en Sirena.

WhatsApp Business: los riesgos de una integración no oficial

¿Te arriesgarías a que tu empresa no pueda volver a utilizar la API de WhatsApp de por vida solo por el hecho de ahorrarle un poco de dinero? No es necesario que sacrifiques tu esfuerzo y tiempo de trabajo de años. Conocé las consecuencias de ir por el “mal camino”.

 

Whatsapp-Business

Después de pensarlo en frío un buen tiempo, de haberlo calculado, has decidido conveniente integrar tu empresa a WhatsApp Business.

 

¡Me parece una gran decisión!

Has analizado y te has convencido de que es el mejor modo de canalizar la cantidad de leads que recibes, incrementarlos y dejar (más) satisfechos a tus clientes.

 

¡No podría estar más de acuerdo!

 

Has contemplado que WhatsApp Business le otorga mayor velocidad, agilidad, simpleza a tus comunicaciones y que te permite, a partir de un solo número de teléfono, no depender exclusivamente del de cada uno de tus vendedores.

 

¡Enhorabuena!

 

Pues bien, después de todo lo que te llevó haber meditado, ¿sacrificarías todos estos beneficios que puedes obtener por integrar tu aplicación de WhatsApp Business con otras tecnologías de modo no oficial?

¡Yo no! ¡Definitivamente, no!

En las siguientes líneas, te alertaré de los peligros, de todo lo que podrías perder por decidir ahorrarle un poco de dinero a tu empresa; de cómo lo barato puede llegar a costarle mucho más que solo dinero.

 

pensativo

 

WhatsApp Business avisa (y el que avisa, no traiciona)

 

Te bastará navegar un poco por Internet para acceder a leer, en la misma web de WhastApp, las Políticas de WhatApp Business. Y verás que son claras, concisas y directas. De hecho, son elocuentes respecto de sus advertencias, de lo que yo también busco advertirte: llevar a cabo una integración no oficial puede ser penalizado de modo severo.

 

Pero…, ¿qué podría pasarte, exactamente, si en tren de ahorrarle un poco de dinero a tu empresa, optas por una integración no oficial?

 

Y acá, las Políticas de WhatsApp no se andan con chiquitas: desde la limitación o interrupción del acceso a WhatsApp Business hasta la prohibición de que tu empresa pueda utilizar la aplicación nuevamente.

 

Te invito, entonces, a que te formules e intentes responderte estas preguntas:

 

  • ¿Qué explicación darías en tu empresa si WhatsApp llega a prohibirles el uso de WhatsApp Business?
  • ¿Les explicarías a tus jefes que tenías buenas intenciones no dudo de ellas, claro, que buscabas abaratar costos, ahorrar recursos?

 

Ahora, lo digo con total honestidad, considero que no tienes por qué pasar por esto, ni vivir con el miedo a que esto suceda. Algunas preguntas más (solo algunas): ¿imaginas, en serio, qué explicación podrías darles a tus jefes?

 

En busca de generar más leads, de exprimirle todo el jugo posible a sus canales de Marketing, te confiaron la necesidad de la integración con la API WhastApp Business.

 

¿Qué pensarían de que la empresa termine excluida de por vida de la aplicación? Entiendo, además, que podrían generarse pérdidas económicas difíciles de conmensurar. Y nadie quiere eso, está claro. ¡Mucho menos tú, o yo!

 

Como te contaba arriba, lo verdaderamente relevante de este asunto es que tomes conciencia, que puedas evaluar de modo muy consciente los riesgos de tomar el camino barato, el de la integración no oficial, y considerar que ahorrar un poco de dinero puede tener pésimas consecuencias, inimaginables incluso.

 

Entiendo que a esta altura, con todo esto, podemos comenzar a reconsiderar el concepto de “barato”, a relativizarlo.

 

warning

 

“NO SPAMEARÁS”, un mandamiento que WhatsApp Business te hace respetar

 

Ya desde antes del lanzamiento de WhastApp Business, la app se ha preocupado por el asunto de no convertirse en una máquina productora, facilitadora o cómplice en la generación de spam y mensajes atosigantes.

 

Esta preocupación, creo, no sólo ha sido inteligente de cara a posibles achaques de su competencia, si no que ha llegado para brindarte y brindarnos muy buenas posibilidades.

 

Te propongo ahora que te coloques, por unos momentos, en el lugar del usuario de WhastApp, individuo o empresa en este caso, que no para de recibir mensajes de un mismo número de teléfono (de empresas de servicios, aerolíneas, concesionarios de automóviles, cines, cadenas de supermercado, etc.).

 

¿Te cansas mucho de solo imaginarlo, como yo, no es cierto? ¿Cuántos mensajes tolerarías en un día hasta bloquear el número que tanto insiste en comunicarse, en contactarse contigo?

 

Yo no me caracterizo por mi paciencia cuando de spam se trata… En este sentido, una integración oficial deja a tu empresa a salvo de convertirse en un “monstruo spameador” y al resto de usuarios de WhatsApp de soportarla 😉.

 

Así como las políticas de WhatsApp Business son lo suficientemente claras ya te he hablado un poco de esto más arriba, el servicio, y a lo que puedes acceder con una integración oficial, también lo es. Hablo en materia de spam, claro.

 

spam

 

Veamos: estoy convencido de que es una gran idea que WhatsApp Business deba aprobar, en primera instancia el primer mensaje que puedas mandarle a un cliente, o potencial cliente, antes de que éste sea enviado.

 

¿Cómo es esto? ¿La WhatsApp debe aprobar tu primer contacto? Sí, exacto, es así tal cual. Desde la app que deben darle el ok a tu empresa, una plantilla pre aprobada, para que puedas ponerte en contacto con tu destinatario deseado.

 

Y Sirena gestiona y trabaja, autorizado por WhastApp, con estas plantillas. 

 

WhatsApp Business, integrado de modo oficial, va incluso más allá en esta suerte de cruzada por evitar los spam (¿imaginas un mundo sin spam? Oh…).

 

¿Es normal que un cliente o potencial cliente demore en responderle mensajes a tu empresa, no? Bueno, pasado un tiempo determinado, ese primer mensaje, aprobado por la app, que le has enviado, caduca.

 

Entonces, de nuevo, debes atravesar el proceso de aprobación. Esta es una de las políticas de WhatsApp Business, integrada de modo oficial, que hará que tu empresa no se convierta en una repetitiva, constante e indeseada emisora de spam.

 

Yo celebro que mi empresa no se convierta en eso y, estimo, también te alegrarás de que la tuya corra la misma suerte.

 

WhatsApp no duda: castiga con dureza el incumplimiento de sus reglas y políticas (cuándo la ansiedad es pésima aliada)

 

castigo

He notado últimamente que son muchas las ofertas en el mercado para operar con la API de WhatsApp, sea para agilizar, mejorar y optimizar la comunicación de las empresas con sus clientes, de mejorar, incluso, el flujo de sus leads y producir más. Entiendo que el menú es amplio.

 

Pensé, entonces, con sorpresa, en la cantidad de empresas que, guiadas por la idea de ahorrar un poco, pueden optar o, peor aún, ya han optado, por el camino de las integraciones no oficiales de WhatsApp Business. Como el menú, también entiendo, la es grande la tentación, te concedo eso.

 

Sé, claro, de la necesidad, del apuro de las empresas por utilizar WhatsApp Business. Ejemplo de esto es que antes de que se liberara la API, muchas, impulsadas por la premura, el desconocimiento de las consecuencias y las malas decisiones, han terminado bajando de Google Play Store un WhatsApp Business falso. Se cree que unos cinco mil usuarios han caído en la trampa.

 

wap trucho

 

Notificados de la situación, desde WhatsApp actuaron rápido: lograron que Google Play Store dé de baja la oferta que, además de mentir, los perjudicaba.

 

Te preguntarás qué quiero compartir contigo al mencionar esto. Pues es simple: WhatsApp no duda a la hora de actuar, al momento de sancionar a quienes violen sus políticas cuando las han aceptado. Y, como te conté en el ejemplo de recién, las consecuencias no son menores.

 

Las políticas de la API WhatsApp Business son claras como el agua respecto de sancionar las integraciones no oficiales y respecto de la dureza para castigarlas.

 

WhatsApp  y Sirena, una amistad oficial

 

abrazo

 

Ahora bien, después de pensar tanto, evaluar e imaginar los riesgos, incluso transpirar un poco con la sola idea de realizar una integración no oficial de la API WhatsApp Business y trabajar y vivir con miedo a que tu empresa sea penalizada hasta la exclusión por parte de la app, te invito a despreocuparte.

 

No sobran los dedos del cuerpo para contar las compañías autorizadas por WhatsApp para realizar integraciones oficiales con la API WhatsApp Business.

 

Y Sirena desde ya se complace en ser una de las autorizadas. Como desde hace tiempo lo hace con otras integraciones, te ofrece la posibilidad de hablar con todos tus clientes, en segundos, en una misma plataforma. En este sentido, se trata de una opción de confianza para evitar las peores consecuencias. Nuestro trabajo con WhatsApp Business es siempre de modo oficial, por lo que no existe riesgo alguno.

 

Ahora, claro, también tienes la opción, sabiendo de todo esto, de insistir con gastar algo menos. Pero, ya habrás leído la relación inversamente proporcional de cómo crecen los riesgos: ser excluido de WhatsApp es un gran riesgo para tu empresa y cualquier empresa en realidad.  

 

De cómo un viejo poema y un antiguo refrán cobran vigencia en 2019

 

Te bastará con sentarte en tu café preferido para notar que son más las personas con su celular en la mano, o los ojos posados sobre su computadora portátil que las que conversan de manera airada, se cuentan cosas o se ríen entre ellas.

 

También, creo, te costará ver, como sucedía hace años, a aquellos hombres y mujeres de negocios, con sus maletines, que sellaban acuerdos para sus empresas con apretones de manos.

 

¡Qué escenario anacrónico!, ¿no te parece? Qué suerte que WhatsApp nos resuelve todo lo que nos resuelve y nos ahorra el tiempo que nos ahorra, ¿no?

 

Te propongo leer este breve poema:

 

“Un ricachón mentecato

ahorrador empedernido,

por comprar jamón barato

lo compró medio podrido.

 

Le produjo indigestión

y entre botica y galeno

gastó doble que en jamón

por no comprar jamón bueno.

 

Hoy afirma que fue un loco

puesto que economizar

no es gastar mucho ni poco

sino saberlo gastar”.

 

Se trata de una vieja poesía española, anónima. ¿Pero qué tiene que ver elegir jamón con realizar una integración de WhatsApp Business?”, podrás pensar.

 

Veámoslo de la siguiente manera: el jamón barato es la opción de integrar la API WhatsApp Business de modo no oficial. Los gastos médicos y de farmacia, la locura, el arrepentimiento... bueno, creo que ya puedes visualizar de lo que te hablo: eso de que “lo barato sale caro”.

 

El costo y las consecuencias de la integración no oficial de API WhatsApp Business son muy altos pero, con información y herramientas para una correcta gestión, y los interlocutores experimentados y adecuados (¿qué otra cosa que la integración oficial con la API de WhatsApp Business?) el camino que conduce al correcto y exitoso modo de trabajar puede ser el mejor.

 

¿Te planteas otra opción, acaso? 

 

Con todo, ante la duda de gastar algo menos u optimizar los métodos de trabajo, entiendo que no deberían caber muchas dudas cuando lo que se puede perder es tanto. Lo digo con todas las letras entonces: para trabajar con WhatsApp Business, el mejor camino es  el de una integración oficial. 

 

En resumen

 

Más allá de la buena intención de ahorrarle un dinero a tu empresa, es importante que valores que el fin no justifica los medios y que lo barato, puede serte muy caro, dado que pierdes una gran herramienta de trabajo como WhatsApp por no integrarla de modo oficial.

 

Más aún, cuando hacer las cosas de modo correcto está tan a mano, a un par de clicks y, mejor aún, delante de tus ojos.

 

New Call-to-action